Del microcosmos al macrocosmos

321

“La armonía celular crea órganos. La armonía de los órganos crea organismos y esa armonía no tiene otra finalidad que la de ser útil.

El ser humano no busca tanto su utilidad como su propio provecho y el resultado es la desintegración social. Las sociedades basadas en la competitividad y la supervivencia a cualquier precio vienen originadas por la acción de espíritus confusos, espíritus que aún transitan por los niveles energéticos que conforman el Camino del Ego y se ven a sí mismos como los únicos propietarios del camino. Por eso, suele encontrárseles en los altos cargos políticos, económicos o religiosos.

Sigue leyendo