Joyas del Zen-2

“Todas las moléculas predican una ley perfecta, y cada momento canta un Sutra: El más efímero de los pensamientos es eterno, y un solo cabello es suficiente para remover el mar.”

Shutaku (1308-1388)

“El Zen es: estar en contacto con el funcionamiento interno de la vida. El Zen es: la vida que sabe que merece ser vivida. El Zen es: este momento reflejado como tiempo y eternidad. El Zen es: cuando todas las criaturas vivientes de la Tierra abren los ojos y me miran fijamente.”

Frederick Franck, de The Zen of Seeing

“Cumple con tu tarea y después retírate. Es el único camino a la serenidad.”

Lao Tsé (siglo VI a. de C.)

“El secreto de ver las cosas como son es quitarse las lentes coloreadas. Y el  hecho de ser tal cual se es, sin nada extraordinario y nada maravilloso, es el gran milagro.”

Maestro Sessan

“¿Con qué puedo comparar esta vida nuestra? Incluso antes de que pueda decirlo es como el fogonazo de un rayo, o una gota de rocío que ya no existe.”

Sengai

“El Zen se ha llegado a conocer como “la forma directa de apuntar al corazón del hombre”. Ésta es una indicación a la experiencia viva de la Realidad, a lo que la vida es en sí misma, sin mediar palabras ni ideas.”

Anne Bancroft. de Zen: Direct pointing to Reality

“No podemos contener la llegada de las flores ni el curso del arroyo. Más tarde o más temprano, todo cristaliza.”

Loy Ching-Yuen

“Si quieres entender el Zen, entiéndelo sin reflexión, sin volver la cabeza a un lado o al otro. Porque mientras estás haciendo eso, lo que buscabas ya no está ahí.”

D.T. Suzuki, de Zen doctrine of no mind

“La avaricia es la causa principal de la miseria. Si acabas con la avaricia, entonces la miseria no tiene fundamento. Si no tienes avaricia, estás limpio y eres libre allí donde estés. Ni las montañas, ni los ríos ni la tierra podrán impedir que la luz llegue a tus ojos.”

She-Hsien, de Teachings of Zen