Refranes sobre “Peleas”

elfeo

Más vale callar, que con necios altercar.

No sirve de nada discutir con personas que no entienden razones ni escuchan. Esto nos generaría una pérdida de tiempo y nada solucionaríamos.

Arco siempre armado, o flojo o quebrado.

Se da a entender que así como el arco que está siempre tirante, o se rompe o pierde la fuerza, así también las cosas humanas no pueden mantenerse mucho tiempo en un estado violento.

De pequeña pelea nace muy gran rencor.

Quien no castiga al murmurador, causa le da para ser peor.

Hay que tomar medidas contra los chismosos ya que estos generan malos entendidos y peleas.

Sanan cuchilladas, más, no malas palabras.

Refrán que enseña que es menor mal el herir, que el desacreditar o afrentar a alguno, porque éste es irreparable, y aquél puede tener cura.

Quien desparte lleva la peor parte.

Advierte a los mediadores la prudencia con que deben proceder.

Hacerle morder el polvo a alguien.

Derrotar, humillar a alguien de forma física o psíquica.

Riñen los diablos, y se descubren los hurtos.

También se dice: Riñen los pastores y descúbrense los hurtos.

Arma de fuego, alejarla, que el diablo suele cargarla.

El vencido, vencido, y el vencedor, perdido.

No dejó títere con cabeza.

Realizar un destrozo en un ataque de ira, de forma literal o no.

Cría cuervos, y te sacaran los ojos.

Explica que los beneficios hechos a los ingratos les sirven de armas para pagar con mal el bien.

La espada de Damocles.

Presencia de peligro o amenaza inminente.

Si uno no quiere, dos no barajan.

La mejor defensa es un buen ataque.

No dar el brazo a torcer.

No darse por vencido.

Hacer leña del árbol caído.

Aprovecharse de la desgracia ajena e infringir dolor al que se encuentra vencido y sin poder defenderse.

Bofetón amagado, nunca bien dado.

Da a entender que muchas veces el que amenaza no tiene ánimo de poner en ejecución lo que dice, sino de atemorizar tan solamente.

Riñen las comadres, y dícense las verdades.

Significa que muchas veces en el calor de la riña se suelen descubrir las faltas ocultas.

Dos potros a un can bien le morderán.

Da entender la ventaja del mayor número en los combates y peleas.

Irse a las manos.

Pelear, iniciar una agresión física.

Echar leña al fuego.

Avivar la discordia y las peleas.

Ser de armas tomar.

Peleador.

Para pelear se necesitan dos.

Solo se puede mantener una disputa si hay dos partes interesadas en la pelea, si uno desiste el conflicto no puede seguir.

Envaine usted, señor Carranza.

Expresión familiar con que se dice a uno que se sosiegue y deponga la cólera o enfado.

La razón no quiere fuerza.

Cuando pelean los ladrones, descúbranse los hurtos.

Al mal encuentro, darle de mano y mudar asiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s