Cuento “Un camino para cada persona”

22cf42f17960aeda9005dc4d302ea2f1

«Era un discípulo que gozaba de una intensa motivación espiritual, pero que, viendo que había tantas enseñanzas y doctrinas, estaba muy desorientado y confuso. Por ello, decidió visitar a un mentor espiritual y, en cuanto estuvo ante él, le dijo:

—¿Cómo, si la última realidad es una, existen tantas enseñanzas, tantas doctrinas, tantas sendas espirituales, tantas vías?

Firmemente el maestro repuso:

—¡Qué dices, insensato! Muchas más debería haber, porque cada persona debe ser su propia doctrina, su propia vía.»

Hay muchas laderas para llegar a la cima. Las laderas no son la cima, pero son medios para acceder a ella. Cada uno debe tomar aquella que en principio mejor se avenga con su carácter, mentalidad y temperamento. Hay muchos mapas y brújulas espirituales, diferentes sendas… Toma la que en principio más te motive.

Uno puede utilizar una balsa (enseñanzas, métodos…) para cruzar a la otra orilla, pero después, no tiene por qué cargar con ella. Las creencias o no creencias son un punto de partida. No olvides que al final, debes dejarlas atrás para vivir la experiencia transformadora.

El camino es el que lleva hacia dentro, el que conduce a nuestra naturaleza real. Por eso, hay un camino para cada persona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s