Frases de François Marie Aouet (VOLTAIRE)

voltaire

Biografía de Voltaire

Buscamos la felicidad, pero sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una.

Una colección de pensamientos debe ser una farmacia donde se encuentra remedio a todos los males.

Sólo es inmensamente rico aquel que sabe limitar sus deseos.

Proclamo en voz alta la libertad de pensamiento y muera el que no piense como yo.

El que revela el secreto de otros pasa por traidor; el que revela el propio secreto pasa por imbécil.

El amor propio, al igual que el mecanismo de reproducción del genero humano, es necesario, nos causa placer y debemos ocultarlo.

Hay alguien tan inteligente que aprende de la experiencia de los demás.

Azar es una palabra vacía de sentido, nada puede existir sin causa.

Todo les sale bien a las personas de carácter dulce y alegre.

La casualidad no es, ni puede ser más que una causa ignorada de un efecto desconocido.

¡Dios mío, líbrame de mis amigos! De los enemigos ya me encargo yo.

Siempre la felicidad nos espera en algún sitio, pero a condición de que no vayamos a buscarla.

Cambia de placeres, pero no cambies de amigos.

La civilización no suprimió la barbarie; la perfeccionó e hizo más cruel y bárbara.

Los ejemplos corrigen mucho mejor que las reprimendas.

Aquel que es demasiado pequeño tiene un orgullo grande.

Yo conozco al pueblo: cambia en un día. Derrocha pródigamente lo mismo su odio que su amor.

Quien no tiene toda la inteligencia de su edad, tiene toda su desgracia.

El hombre actual ha nacido o bien para vivir entre las convulsiones de la inquietud, o bien en el letargo del aburrimiento.

Decimos una necedad y a fuerza de repetirla acabamos creyéndola.

No siempre depende de nosotros ser pobres; pero siempre depende de nosotros hacer respetar nuestra pobreza.

El verdadero valor consiste en saber sufrir.

El que vive prudentemente, vive tristemente.

El arte de la medicina consiste en entretener al paciente mientras la naturaleza cura la enfermedad.

Quien se venga después de la victoria es indigno de vencer.

Si Dios no existiera, sería necesario inventarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s