El sentido del Gusto

image2347

“La conexión interior tiene un órgano supremo a partir del cual se realiza. No penséis que es la glándula pineal o la pituitaria o cualquier glándula del sistema endocrino, ni siquiera es un aspecto de la mente el que decanta el proceso de  introspección, de conectar lo externo con lo interno, las ideas con las sensaciones, los pensamientos con las emociones y el cerebro con el corazón. Me refiero al sentido del gusto.

Os hablo del gusto por la vida, el saborear los buenos momentos, el degustar la belleza, el sentir la pasión en un beso y también el comulgar; el beber un buen vino que nos da la Madre Tierra, el sentir cada momento de felicidad, el regusto dulce de las sensaciones placenteras o el sabor de las lágrimas de emoción ya sean de alegría o de tristeza.

El gusto es uno de los sentidos menos valorados y, sin embargo, tiene la capacidad de percibir desde los corpúsculos más sutiles hasta los más densos y, además, conecta simultáneamente al cerebro con el corazón.

La comunión, para quien la siente, tiene un vehículo que es la hostia, la cual ha de colocarse en el paladar para que su efecto conector tenga eficacia ¿Y por qué? Recordad que los bebés encuentran su seguridad y conexión con la madre a través de mamar y eso significa chupar el pezón y colocarlo en el paladar.

Si queréis conectar rápidamente con el sentimiento interno, poned un pequeño trozo de pan o una uva en el paladar y meditad un rato.”

Extracto del libro “El Camino del Corazón”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s